Radio Taíno es una Cadena Nacional que transmite exclusivamente en Frecuencia Modulada (FM) para todo el país.

Marchan bien operaciones del hotel Meliá Internacional de Varadero (+ Fotos)

Luego de su apertura parcial a mediados de febrero, el hotel Meliá Internacional, en el destino vacacional de Varadero, ha tenido una positiva respuesta del mercado.


15 de abril de 2019 - Tomado de Cubadebate

Marchan bien operaciones del hotel Meliá Internacional de Varadero (+ Fotos)

Luego de su apertura parcial a mediados de febrero, el hotel Meliá Internacional, en el destino vacacional de Varadero, ha tenido una positiva respuesta del mercado.

Majestuoso y clásico, como lo define la compañía; situado en primera línea de playa y dotado de modernas tecnologías, amplios espacios y un enfoque sostenible, el hotel va consolidando una manera de hacer, cuyo éxito se refleja en las opiniones en redes sociales: un servicio amable y eficiente y un programa cultural también de primer nivel.

“Desde el momento de la apertura, en febrero pasado, hasta el día de hoy, hemos tenido un incremento en los índices de ocupación y la demanda. Afortunadamente, el hotel ha tenido muy buenos resultados desde el inicio, sobre todo en el servicio de los trabajadores, nuestra referencia número uno”, dijo a Cubadebate José Antonio Ramírez Aranda, director general del Meliá Internacional.

Las instalaciones del hotel, un cinco estrellas de lujo bajo la modalidad de todo incluido, “son de primer nivel, atractivas, pero nutridas por la calidad del personal, por la pasión por el detalle, la preocupación porque cada cliente se vaya satisfecho”, añadió.

Ramírez Aranda precisa que el Meliá Internacional cuenta con 946 habitaciones en diez formatos diferentes: clásica, clásica vista mar, junior suite vista mar y luego varias tipologías dentro del servicio The Level, que han diferenciado en The Level familias (su particularidad es que habitaciones y servicios están dirigidos a la satisfacción tanto de niños como padres, cuenta con PlayStation, miniclub con juegos, área exclusiva para desayunar y para alimentación durante la tarde y la noche, servicio de conserjería) y The Level solo para adultos (servicios igualmente de alto estándar y personalizados, pero con la particularidad de que en su mayoría lo reservan parejas, viajeros solos o con amigos, todos mayores de edad).

El hotel cuenta con 18 puntos de comida en los que se encuentra una gran variedad. “Tenemos  restaurantes mexicano, japonés, italiano, tex mex, cubano, mediterráneo, snacks, comida saludable…”, precisa su director general, además de 15 bares y una heladería. “Fundamental la heladería, sobre todo para el verano, a los niños les encanta”.

Además, seis piscinas, un Spa con piscina infinita de 51 metros cuadrados y vista a la playa, “que cuenta con tres vasos: agua fría, agua al tiempo y agua caliente, parte de un circuito termal”. También hay gimnasio, peluquería y salas de conferencias, así como un ballroom que puede acoger hasta 1 039 personas, con escenario y camerinos para los artistas que ofrecen presentaciones.

Las ventas actualmente se realizan a través de agencias de viajes y directamente vía internet. Ramírez Aranda señala que hoy el primer mercado del hotel es el cubano, pero cada vez llegan más huéspedes desde países como España, Italia, México, Brasil, Portugal, Francia, Inglaterra, Francia y Alemania.

“Nuestra filosofía es el servicio, la preocupación de nuestro personal para que cada uno de nuestros clientes se vaya contento, y después, como algo secundario, la instalación, que es de primer nivel. Pero puedes tener una instalación de primer mundo y sin buen servicio no funciona, o viceversa: puede haber una estructura que no esté completada, pero si el servicio es bueno, funciona”, consideró.

“Estamos casi terminando la apertura del hotel. Nos quedan solo algunos detalles, pero ya tenemos en su gran mayoría los servicios completados. Esperamos que a mediados o finales de mayo ya esté completado el hotel”, explicó el director general del Meliá Internacional, sentado en uno de los ambientes del inmenso lobby.

Además de instalaciones de primer nivel, amplios espacios y diversidad de ambientes, en el Meliá Internacional se ofrece un programa cultural de excelencia a lo largo del día y en la noche.

Por el área de piscinas se mueven zanqueros que constantemente interactúan con los huéspedes. Hay buena música y muy buenos intérpretes en bares y terrazas: cuarteto femenino de violines, un trío de jazz espectacular, una banda de jóvenes muy talentosos que lo mismo versiona números de moda que clásicos que marcaron época desde los setenta hasta, con altísima profesionalidad y rotundo éxito entre bailadores, el Baile del Buey Cansao con que Los Van Van entraron en los ochenta. Hay variedades y números que combinan circo y música en vivo (sin que esta última pierda calidad), y también modas.

El entorno natural completa el cuadro. Separada por una ancha franja de duna y vegetación, accesible a través de una pasarela, está una de las mejores playas del mundo (la segunda, según definieron reseñas y valoraciones de millones de viajeros y usuarios de Tripadvisor que fueron tomadas en cuenta para definir los Travelers’ Choice Awards 2019 y conformar el ranking más actual de las 25 mejores playas del planeta).

El Meliá Internacional lo tiene todo para, como dijo en febrero pasado el ministro de Turismo, Manuel Marrero, ser “el padre de todos los hoteles de Varadero”.

Es, además, una contundente señal de que luego de tres décadas de operaciones, Meliá, la mayor hotelera vacacional del mundo y tercera de Europa, continúa y refuerza su apuesta por el destino Cuba, que, según declaró su CEO, Gabriel Escarrer, a El País a finales de 2018, “es la perla del Caribe. Lo que puede ofrecer respecto a otros destinos del Caribe es único. No solo por su belleza natural o por sus playas, sino por su patrimonio cultural. Si a esto le añadimos la hospitalidad de la gente, que está entre las más altas del mundo, se convierte en una fórmula mágica. Por eso creemos que el desarrollo turístico de esta isla, que está solo en los inicios, tiene mucho que ofrecer”.

Meses atrás, la cadena española, que opera más de 30 hoteles y 14 000 habitaciones en varios destinos de la Isla, prorrogó por otros 25 años el acuerdo mixto con Cuba.

Ramírez Aranda tiene historia en la industria de la hotelería. Comenzó en 1999 como recepcionista en un hotel de Playa del Carmen, México, y fue ascendiendo hasta que, a partir de 2006, inició una carrera en Cuba como director de Alojamiento, de Alimentos y Bebidas, director residente y director general en hoteles de primer nivel, entre ellos el Meliá Cohíba, Sol Cayo Guillermo, Meliá Las Antillas y ahora el Meliá Internacional.

“Ha sido un privilegio, porque tuve la suerte de trabajar desde las bases, desde ser un empleado de base e ir pasando por cada uno de los departamentos y ganar conciencia y conocimiento. Te digo conciencia cuando me refiero a saber la realidad de lo que se vive ahí, en cada departamento, y conocer lo que se debe hacer, o los hábitos que se deben llevar”, afirma.

“Mi gran ventaja ha sido esa, recorrer el camino desde la raíz hasta llegar a donde estoy ahora como director general. En el camino tuve que estudiar trabajando. Realmente empecé muy joven, desde los veinte años, trabajando, haciendo prácticas y a la vez estudiando. Tuve que tomar puestos como gerente nocturno para continuar mis estudios. Así fue”.

Cuando se le pregunta qué aportó esa experiencia en su visión de la industria y en su interacción con los trabajadores, responde que “te sensibilizas mucho, entiendes. Y no es solo el hecho de que has pasado por ahí y sabes lo que se debe hacer, sino que puedes conocer el sentir de las personas. Haber estado trabajando en la base me dio la conciencia del esfuerzo tan grande que hacen los trabajadores. Es por eso que nosotros, desde la dirección, podemos llegar al sentimiento del trabajador y demostrarle la importancia de lo que es el servicio al cliente”.

Es evidente el buen ambiente que hay entre los trabajadores, en todas las zonas del hotel. “Contamos con 705 empleados ahora, pero la plantilla se irá incrementando conforme vayan creciendo el hotel y la ocupación. Podemos superar los mil trabajadores”, concluye el director general del hotel.

Cuba y Meliá, sinergias y objetivos comunes

“No vamos a defraudar la confianza que han depositado en nosotros, tanto el Ministerio de Turismo como directivos del grupo hotelero Meliá y las autoridades locales. Estamos disfrutando el trabajo, haciéndolo de forma muy cohesionada, unidos, tanto la dirección como los trabajadores. No podemos dejar de mencionar el trabajo de proyectistas e inversionistas para construir este hotel. Nos han entregado una obra majestuosa”, dijo a Cubadebate Amado Acosta Hernández, subdirector general del Meliá Internacional.

“Ahora nos corresponde a nosotros darle vida, desarrollar un sistema de trabajo que nos permita estar a la altura de la obra y ser una referencia en los servicios. Y no estamos defraudando la confianza que nos han dado”, agregó.

“A pesar de lo hermoso, de lo majestuoso, de lo emblemático de este hotel, hoy los principales elogios o comentarios en redes sociales y de los clientes que se hospedan en el hotel están relacionados con la amabilidad del personal. Nos preguntan cómo lo hemos logrado, y respondemos que con entrega, cuidando al trabajador, atendiéndolo, estando al lado de él en momentos difíciles. Es la forma que tenemos para llegar a planos de excelencia, aun cuando todavía estamos en fase de apertura”.

Las relaciones entre Meliá y la parte cubana, señaló Acosta Hernández, son relaciones de trabajo. “Nos enfocamos como un equipo de trabajo; no lo vemos como una parte y como otra, sino que tenemos los mismos objetivos y desarrollamos las sinergias, encaminados a que este sea un hotel que triunfe”.

Dos meses después de su apertura, próximo a estar totalmente en operaciones, “el hotel debe ir engranándose, fortaleciéndose; cada vez debemos concentrarnos más en la perfección y la armonía de los servicios. Tenemos que lograr satisfacer diferentes gustos; somos un hotel de adultos pero también de familia. Lograr éxito cuesta mucho esfuerzo y mucho sacrificio, pero tenemos las bases, las líneas de trabajo definidas, para lograrlo”.


Comentarios

MÁS LEÍDAS



ÚLTIMOS TWITS


ENCUÉNTRENOS EN